Invadido por el estupor y el asco

Hay días que es mejor no levantarse, ni leer los periódicos ni pensar en nada. Es mejor no pararse a pensar en quien eres y quien te rodea. Es mejor no levantar el velo de la realidad aparentemente anodina y gris que esconde la verdad que no somos capaces de mirar de frente. Esta mañana me he enterado que uno de los detenidos por la red de pederastia desmantelada por la policía es un compañero de mi colegio en Ourense, una persona aparentemente normal que en sus ratos libres se ha dedicado a grabarse violando niños de 7 y 9 años para luego colgarlo en Internet. Hay días que el mundo te enseña los colmillos...
top